Door to the magical world

publicado en: Fotografía | 0

Ves la puerta, su color, intenso, diferente. Llama la atención, destaca sobre el resto de cosas que la rodean, metal frente a piedra y tierra, azul frente a ocres y grises. Enseguida se te dispara la imaginación.

No es una puerta cualquiera, no está en un lugar común. Es un camino /calle, en una colina, lejos de todo y de todos. No hay gente, ni hemos visto a nadie mientras subíamos. No se oye ni el susurro del viento. Un gato subido en un árbol nos observa con atención.

El color actúa como un imán. El relieve de una verja incrustado en la plancha lisa, sugiere secretos celosamente guardados. No puedo más que detenerme. Mirarla fijamente. Intentar adivinar que hay más allá.

Estoy seguro de que detrás nos espera otro mundo, extraño, mágico. Sólo hay que atravesarla con algún conjuro.

Así que les pido que posen. Y ellos, sin protestar, se colocan y no tengo más que dejarles que la magia se adueñe de ellos. Lo noto. Lo demás surge solo. La composición surge, el cielo se transforma en textura de saco y si se presta atención se puede escuchar una flauta.

Justo cuando disparo la puerta se abre…

 

Puede ver la imagen en grande en mi galería de Flickr

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.