Pais de fades

publicado en: Fotografía | 0

Aunque no llovía, acabé con las botas embarradas, los calcetines mojados, los pantalones húmedos, la chaqueta chorreando y la cámara Canon secándola constantemente con un pañuelo. Es lo que tiene adentrarse por los bosques de «El Serrat» después de varios días de lluvia intensa.

El musgo de intensos colores verdes y amarillos, afloraba intenso y le daba a la vegetación un ambiente mágico, casi de cuento de hadas.

La furia del agua al bajar, impedía captar ningún otro sonido.

La sensación era de estar aislado en un planeta diferente, de haber viajado hasta un lugar extraño, más allá de nuestra realidad.

Pensé en darle a la imagen un cariz acorde con esas sensaciones / emociones. Y, aunque pueda parecer un HDR (Imagen de alto rango dinámico), no lo es.

Tengo que volver por allí cuando el agua baje más calmada y me deje disfrutar de los sonidos del bosque. Quizá descubra algún ave ansiosa, una ardilla o millones de insectos pululando.

Puede ver la imagen en grande en mi galería de FLICKR

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.