Muelle de Asland

Ya había ido un par de veces por allí para conocer el terreno. El muelle está cerrado y es imposible acercarse y una cerca de malla prácticamente lo cierra sin dejar huecos desde donde disparar. A veces ni siquiera está iluminado. Quería que pareciera algo extraño, amenazador, un monstruo, algo salido de las entrañas del agua. Un poco más allá hay una elevación para tomar fotos, pero el ángulo impide que la iluminación artificial haga su trabajo. La perseverancia a veces, tan solo a veces, tiene su recompensa. Encontré un hueco y, además, unos matojos de hierba perfectos para componer.

Lo divertido, o lo dramático era que tenía que esperar a que algunas farolas se encendieran (deben ser tan viejas que se van apagando de manera aleatoria), para que me ayudaran a iluminar la escena (sí, también llevaba una linterna para eso, pero prefería no sacar mucho las manos, recuerden: hacía un frío de mil demonios).

Puede verla en grande en mi Galería de FLICKR

2 thoughts on “Muelle de Asland

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *