¡Qué desastre de principe!

publicado en: Política | 0


Después de la fantasía nazi del príncipe Enrique de Inglaterra, el segundo hijo de la malograda Diana de Gales, escucho por la radio que ahora después de estar en la academia militar desea ir a la guerra.

Si no bastaba ya los ejemplos que ese sujeto había dado con anterioridad, basta este para saber, con bastante precisión, como piensa, las pocas luces que tiene y cual ha sido la educación que ha recibido.

No me cabe en la cabeza que nadie pueda desear ir a la guerra, la peor expresión de la sinrazón humana, la más cruel de nuestras realidades, la más triste lacra de nuestra historia.

Es una pena que los jóvenes se malogren de esta manera, pero lo es aún más cuando estos jóvenes pueden ser ejemplo de otros muchos. Si el otro día abogaba por la república, he aquí un ejemplo más de la necesidad de reconvertir esas obsoletas, desfasadas o caducas formas de gobierno y olvidarnos de estas familias (sobre todo algunos de ellos) que gozan de un prestigio inmerecido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.