Bermúdez, Salud Mortal y Demonios en el cielo

publicado en: CF Y F, Reseñas | 0

Esta reseña fue escrita en enero de 1993 y publicada en el BEM número 31 de febrero/marzo de 1993. El autor Gabriel Bermúdez me envio un original de su nueva novela, Demonios en el cielo, y aproveché para incluirla en la reseña que iba a publicar sobre Salud Mortal la novela que acababa de publicar.

Bermúdez, Salud Mortal y Demonios en el cielo

Tras un largo paréntesis, uno de los escritores de CF con mayor facilidad para escribir junto a Ángel Torres Quesada, parece haber vuelto a escribir con gran ímpetu y ganas. Dos de sus novelas, una recién publicada y la otra recién escrita, muestran sus mejores virtudes y me hacen pensar que este autor a pesar de estar considerado «el autor de los setenta» («Ciencia Ficción – Guía de lectura», de Miquel Barceló) puede serlo también de esta época.

«Salud Mortal» es una de esas novelas cuyo argumento en manos menos expertas se deslizaría hacia el aburrimiento y la sosería con suma rapidez. La idea de la que parte, sencilla y de gran actualidad, nos sumerge en un mundo donde una guerra ha sacudido los cimientos de la civilización, en una España donde los médicos, como otros estamentos en otras épocas, han utilizado su poder para instaurar un tiránico gobierno. Como reacción a ello surgen grupos que combaten este estado de cosas, las BAE. Con estos ingredientes el argumento se desliza «in crescendo» hasta llegar a un final que no por previsto es, en cierta manera, sorprendente.

Si «Salud Mortal» nos presenta los intereses que siempre han preocupado al autor, quizá ahora de una forma más acuciante: se sitúa en una España cercana en el tiempo, preocupación por el medio ambiente, personajes y lenguaje de raigambre etc, intereses que han hecho de éste autor algo tan particular y único, con «Demonios en el cielo» vuelve a su mejor tradición de narrador de aventuras con una Space Opera clásica y con un ritmo arrollador. Ambas tienen, por supuesto lazos comunes, la acción descansa en varios personajes a la vez, a modo de coro, las dos beben de las esencias de Thriller y, sin embargo, las dos son diametralmente opuestas.

Esta segunda novela aún inédita nos introduce en un imperio galáctico (del que no sabemos nada) donde los potentados se han buscado un lugar tranquilo y secreto donde poder ejercer sus más depravados vicios y sueños megalomaníacos. Ese club de ricos, mantiene un planeta para su goce exclusivo con la aportación involuntaria de ciudadanos raptados en el Imperio y degradados al misérrimo papel de esclavos.

Es en esta novela donde aflora el mejor Bermúdez, el más divertido, el menos sujeto a reglas y situaciones, donde vuelca toda su capacidad creativa a partir de un argumento engañosamente sencillo: un lenguaje y unas formas con pocas manías, unos personajes (en su mejor tradición) ricos y desinhibidos, que enamoran y seducen (tanto por sus maldades como por sus emociones), una acción trepidante, con escenas (reales) que valen su peso en oro, y que incluso me atrevería a decir que son geniales. Así la primera escena, la batalla de Waterloo que enfrentó a las fuerzas de Napoleón a las de Wellington es algo que se lee olvidándose uno casi de respirar. El conjunto de todos estos aciertos hace que esta obra sea una de las mejores, sino la mejor, de toda su producción hasta la fecha, situándola entre las mejores Space Operas españolas actuales.

En ambas novelas destaca algo que para algunos, metidos de lleno en la acción, les puede pasar desapercibido, la precaución extrema con que Bermúdez gusta tratar aquello sobre lo que escribe, así Salud Mortal, ha sido escrita cuidando de que no se deslizaran conceptos médicos equivocados y sobre todo vigilando también en no incurrir en errores que pudieran llevar a engaño al lector (algo muy importante en ésta novela de ambiente policiaco), a ese efecto fue leída por varias personas antes de ser entregada a la editorial. En la segunda se relatan, en algunos momentos, acciones históricas y éstas están cuidadosamente documentadas. Por suerte para nosotros Bermúdez es especialmente perfeccionista en el detalle cuando se trata de algo que pueda ser contrastado, detalle que siempre se agradece.

Si bien podemos disfrutar desde hace ya un par de meses de Salud Mortal, la única lamentación es que Demonios en el cielo aún no está editada. Sinceramente opino qué, por su calidad, bien merece que esté muy pronto en todas las librerías de toda España.

 

Salud Mortal. Miraguano Ediciones. nº34 Febrero 1993.

Demonios en el cielo. Inédita (en el momento de publicar esta reseña).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.