Death Star

El título es ominoso. Lo sé. cada vez que miro la imagen me viene a la cabeza la idea de algo tecnológico, vasto e intrínsecamente maligno. La muerte representa ese lado oscuro, no tanto porque lo desconocemos todo sobre ella sino porque nos priva de la vida. Nuestra o de otros.

Es una película, por supuesto, pero tiene su qué, que un dictador (emperador, dirigente o como se quiera llamar), bautice su nave más potente (y destructora) con un nombre como ese. Y también dice mucho sobre como tiene su ático amueblado (sus facultades mentales).

Le pedí a alguien que me dijera que veía y su respuesta no fue mucho mejor: Un huevo de Alien. Matar vida para dar vida. Ni siquiera es irónico.

Hay días malos y este es uno de ellos. Hay múltiples razones.

Algunas publicas como que alguien o algunos hayan pagado de fianza un millón de dólares por sacar de la cárcel a una persona cruel y despiadada. Eso hace pensar que creen que lo que hizo no fue incorrecto. No puedo creer que exista una versión que abogue en esa dirección.

También hay razones personales.

Hice la foto ayer (7 de octubre de 2020). Fue al abrir el coco y verlo tal cual que pensé que allí había algo por lo que merecía detenerse un instante e ir a buscar mi máquina fotográfica.

Si han leído algunas entradas en esta bitácora, sabrán cómo mis neuronas se pusieron a trabajar. Salí de la cocina en busca de los trastos que necesitaba. No fue hasta que instalé el mini estudio, una hoja de papel, un mini foco que es una delicia (gracias amigo) y la ventana como luz de fondo para suavizar, que me di cuenta de las similitudes.

Probé y probé y volví a probar: Ángulos diferentes, moví el coco en todas direcciones, lo ilumine con todos los colores, potencias, cambie los fondos… y al final me quede con la segunda foto que había tomado. Me pasa a menudo. El primer impulso es el bueno. Cuando mi mente está todavía ocupada en ponerlo todo a punto, estoy sin darme cuenta buscando el mejor encuadre.

Aquí está pues. Tampoco quiero romperme el coco sobre los significados subliminales. Seamos pragmáticos (y positivos). Hay una frase que me encanta para impulsar una visión deslumbrante: “Un día, al final, acaba saliendo el sol”.

Un físico, un astronomo o un escritor de ciencia ficción se apresurarán a matizar: Eso, en principio, es válido para, tan solo, unos cuantos millones de años más. En mi visión cortoplacista, eso para mí, es suficiente.

Disfruten del día.

© Ricard de la Casa – texto e imagen octubre 2020.

 

La imagen de portada, puede verla en grande en mi galería de FLICKR y tambien en la de 500PX

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.