Ese luminoso objeto del deseo

publicado en: Fotografía | 2

Podría ser un paraguas cuando llueve, pero no, estoy hablando de la creatividad, de la originalidad, de aportar algo.

No escasea, pero cada día es más complicado disfrutarla. Necesito un paraguas para protegerme de la basura que está cayendo sobre nuestras cabezas. Como la lluvia, a veces arrecia y ni siquiera este formidable objeto ayuda a mantenerte a salvo de la idiotez humana o el más puro y deleznable interés.

Encharcar y malgastar.

Apenas uso las redes sociales, ni la televisión en abierto. Considero que son una perdida de tiempo y un escaparate del desatino.

Va a más. Libros que reciclan textos para darse autobombo, podcasts de verborrea infinita, blogs e imágenes para hacernos saber qué, cómo, cuándo y dónde… lo que sea.

Y manipulación, mucha manipulación. Mucha noticia falsa.

El ruido crece exponencialmente y amenaza con sepultarnos. Solo queda huir de ese vomito de estulticia.

Aunque aislarse no es la solución te entran muchas ganas.

Estos días se puede visitar en Illa Carlemany una exposición colectiva de fotógrafos del país (hasta el día 4 de noviembre) que ha montado la FAF (Federació Andorrana de Fotografía). Participo en ella con esta foto.

Pensé mucho en la imagen que iba a exponer. Es un lugar de paso, cientos de personas lo transitan cada día, miles desde que se abrió el día 21 de octubre. Algunos con prisa y solo unos segundos para echar un vistazo. Otros se la miran de forma relajada. Quería mostrar algo que les diera que pensar. Que una vez vista dejará una huella. Que removiera sus emociones y les diera por meditar unos segundos más en lo que acababan de contemplar.

Vale sí, soy ambicioso. Puestos a buscarse metas, mejor que estás sean de las difíciles.

Es una alegoría claro. Hay un mensaje implícito que cada cual debe hacer suyo. Conceptos e historias diferentes para diferentes puntos de vista y experiencias. Me interesa más espolear la imaginación que reconducir. Abrir significados, ofrecer reflexión, plantear posibilidades.

Se realizó en Praga, en julio de 2019, en la plaza de la ciudad vieja. Los adoquines forman figuras y los vendedores de excursiones deambulan en busca de turistas. Subí en busca de una foto muy concreta (las aglomeraciones frente al reloj) y descubrí esta otra. Estuve bastante tiempo hasta que la casualidad quiso que los paraguas se alienaran con mis intereses.

Mis agradecimientos a la FAF y en especial a Illa Carlemany por ceder el espacio.

© Ricard de la Casa – Imagen y texto, julio y octubre 2019

Puede ver la foto en grande en mi galería de FLICKR o en 500PX.

2 Respuestas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.