Minimalista

publicado en: Fotografía | 0

La foto está realizada en un pasillo interior llamado In der Burg y conecta una plaza interior (a la que se accede a la Escuela española de equitación) y otras plazas y edificios del Palacio Hofburg en Viena.

Me llamo la atención la luz y acabé sobreexponiendo para eliminar detalles que no me apetecía plasmar. Lo hice también bajando la velocidad para perder detalle con los caballos. Siempre me he sentido incomodo con la explotación animal, por muy bien cuidados que estén. No lo puedo evitar, ya que sé que esos son las excepciones y nunca la norma.

En el procesado, apenas leves correcciones, solo eliminé algún artefacto que me molestaba para centrar el punto de interés.

Siempre es un riesgo hacer fotos como está. Entiendo que se salen de la norma y que tienen mucho más éxito fotos bien expuestas, con menos complicaciones a nivel composición. Me siento impulsado a crear cosas que me emocionen o que me produzcan sensaciones, aunque no sean agradables. La vida casi nunca lo es.

Como decía William Klein: “Una buena foto debe contar sentimientos” y para mí se cuenta la historia triste de una sumisión.

©) Ricard de la Casa – Imagen y texto junio 2019

Puede ver la foto en grande en mi galería de FLICKR o en 500PX.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.