¡Qué desastre de principe!


Después de la fantasía nazi del príncipe Enrique de Inglaterra, el segundo hijo de la malograda Diana de Gales, escucho por la radio que ahora después de estar en la academia militar desea ir a la guerra.

Si no bastaba ya los ejemplos que ese sujeto había dado con anterioridad, basta este para saber, con bastante precisión, como piensa, las pocas luces que tiene y cual ha sido la educación que ha recibido.

No me cabe en la cabeza que nadie pueda desear ir a la guerra, la peor expresión de la sinrazón humana, la más cruel de nuestras realidades, la más triste lacra de nuestra historia.

Es una pena que los jóvenes se malogren de esta manera, pero lo es aún más cuando estos jóvenes pueden ser ejemplo de otros muchos. Si el otro día abogaba por la república, he aquí un ejemplo más de la necesidad de reconvertir esas obsoletas, desfasadas o caducas formas de gobierno y olvidarnos de estas familias (sobre todo algunos de ellos) que gozan de un prestigio inmerecido.

Scorpion flie


Scorpion flie
Originally uploaded by Zac.

Una mosca escorpión, que me recuerda el aniversario de Chernobil. En este caso, la pequeña mosca tiene algo parecido a un agijón, aunque en realidad no lo es. Así que debe de mantener a sus posibles enemigos lejos.

Chernobil nos lo han vendido como una gran mentira. Deleznable porque creen que tragamos. La energía nuclear no es una caja de Pandora, sino que esta ya se ha abierto y la panoplia de sus terrorificos efectos campan ya por toda Europa y parte de Asia.

Hay muertos, y hay cadaveres vivientes que siguen andando y tragando radiación, muchos niños que tienen un futuro negro.

Si todos nos pusieramos a protestar, esas plantas de muerte se cerrarían y otras de energías renovables y limpias ocuparían su lugar.

No pensamos en nuestros hijos.

¡Y nosotros tan contentos!

¡Viva la República!


Hoy se cumple 75 años de la instauración de la segunda república. Setenta y cinco años de un nuevo intento de modernizar esa España pobre y atrasada. Quince lustros ya de conseguir un país más justo y democrático.

Algunos desalmados abortaron ese intento de la mano de unos militares ansiosos de poder. El resultado fue un millón de muertos, una España más triste, confusa, pobre, injusta y sin libertad, pero sobre todo con una herencia de un millón de muertos, un herencia de la que, aún hoy, todos somos deudores.

Además hubo gente que tuvo que huir, gente desplazada, gente encarcelada, gente herida… ¿Fue un precio demasiado alto por obtener la II República?

Yo creo que el precio aunque fuera la de un solo muerto, ya es demasiado caro. Aún así me declaro profundamente republicano, y creo que aquella republica fue un soplo de aire fresco en el enrarecido panorama social, cultural y político de aquella época. España estaba demasiado maltratada, demasiado robada, demasiado inculturalizada como para que se aprovechara aquel fantástico impulso. Aún así se hizo mucho y bien, aunque se cometieron errores, algo consustativo con la naturaleza humana.

Ha costando muchos años volver a coger el tren de la modernidad. Hoy no somos ya una república, aunque muchos la echamos de menos.

No, no quiero echar al rey, al que hay que agradecer su apoyo en momentos difíciles, pero no estoy de acuerdo en que seamos una Monarquía, por muy democrática que sea, no estoy de acuerdo en que un español, sea quien sea, represente a mi país, sólo por derecho de nacimiento. Es un sistema obsoleto, caduco y antidemocrático de gobierno que debe acabar en un futuro no muy lejano. Quizá no ahora mismo, pero desde luego Felipe de Borbón y Grecia, cuando suceda a su padre, debería trabajar para devolver a los españoles todos sus derechos, incluido la posibilidad de ser presidente del país a cualquier español.

Han pasado 75 años en el que nuestros bisabuelos, abuelos y padres se levantaron contra un estado de cosas deplorable. Hoy es momento para recordarlos, para honorar su valentía y determinación. Es un momento para levantar la voz y gritar con todas nuestras fuerzas:

¡Viva la república!

El chiste de Berlusconi

Tiene gracia que sea precisamente él, quien controla el gobierno de Italia quien denuncie fraude en el resultado electoral. A las muchas artimañas que se le conocen sólo faltaba esta guinda para tener claro que este es una persona que desmerece a Italia y a toda Europa.

Berlusconi es un sujeto impresentable, que me recuerda a esos demagogos que movían las masas a base de palabrería. Por suerte hoy tenemos medios para desenmascarar a estas personas.

Especialmente emocionante ha sido escuchar a Prodi que retirará las tropas de Irak. Espero que el mensaje llegue alto y claro a Aznar.

Bono se va

Y es que en cualquier gobierno es difícil de convivir con una Prima Donna que no sea el Jefe del Gobierno. Bono siempre fue la pieza más incómoda del Gobierno, la más chillona, y la que más cantaba.

Bono está pasado de moda, por sus convicciones, por la forma de expresarlas y por sus actitudes. Es bueno que se vaya y yo estaré encantado de que se haga invisible. No es santo de mi devoción, y su derrota para la secretaría del PSOE, fue merecida y justa. En aquellos momentos se votaba más de lo mismo o renovación y el tiempo le esta dando la razón a aquellos que votaron a José Luis Rodriguez Zapatero.

Su idea de España, entre otras muchas, apunta a viejos y deshilachados clichés. Nada como perder el tren para darse cuenta de lo inoportuno de su estancia en el Gobierno, y aún más en ese ministerio tan castizo.

Au revoir señor Bono.